Economía de Comunión

Un proyecto que pone al hombre, en sus distintos roles: empleado, proveedor, cliente, agente de una comunidad, al centro de la unidad productiva y propone nuevos parámetros para las relaciones económicas. Nace […]

Un proyecto que pone al hombre, en sus distintos roles: empleado, proveedor, cliente, agente de una comunidad, al centro de la unidad productiva y propone nuevos parámetros para las relaciones económicas.

Nace en 1991 en el marco de una visita a Brasil de Chiara Lubich, fundadora del movimiento de los Focolares.

Hoy, 800 empresas en el mundo adhieren al proyecto, orientando sus ganancias a la promoción de los necesitados, al desarrollo de la empresa y a la formación de personas a la “cultura del dar”.